Sobre la independencia de ASCEL

Download PDF

El día 28 de Enero, varios colectivos conservacionistas emitieron una nota de prensa1 acerca del borrador de Plan de Gestión del Lobo en Asturias. ASCEL no la suscribió.

Este hecho ha suscitado comentarios particularmente críticos en Internet, indicando que la junta directiva de ASCEL busca complacer a la administración criticada en la nota de prensa, en este caso la asturiana. Sin intención alguna de tamponar opiniones críticas, desde la junta directiva de la sociedad nos parece oportuno trasladar a los socios y seguidores algunas consideraciones:

No estábamos de acuerdo con algunos aspectos del borrador de la nota, y sugerimos alternativas. En concreto, dudábamos de los tiempos: ¿procedía emitirla antes o después de presentar nuevas alegaciones a la modificación del borrados del citado plan de gestión?. Dudábamos también de algunos aspectos del fondo: ¿debía la nota discutir las carencias del plan de gestión del lobo, o generalizar al conjunto de la gestión del medio ambiente en Asturias? Nos parecía que el borrador de la nota trataba poco sobre lobos y enmiendas al plan, y mucho sobre valoraciones políticas de la conservación de la naturaleza en general, litigios sobre procedimientos administrativos de elección de cargos, respaldo social y legitimidad de gobiernos. Y discrepábamos de la forma: los problemas de los lobos, resumidos en exceso de mortalidad no natural a manos de las administraciones encargadas de su protección, no empezaron ayer, y no acabarán mañana. Y creíamos, creemos, que sin perder un ápice de actividad y potencia en los argumentos de la reclamación, podemos trasmitir nuestras posturas al público con más calma y mejores modos.

Los grupos firmantes decidieron difundir una versión del documento que no suscribimos. Respetamos la decisión de emitir y difundir la nota, de  la misma manera que pedimos respeto a nuestra decisión de no hacerlo, por la razones arriba expuestas. De ahí a afirmar que nuestra decisión pretende “suavizar las relaciones con la administración socialista” media un mundo; un mundo que aleja la franca discusión del caso (la nota de prensa) del ámbito de los argumentos y las razones.

No nos corresponde evaluar nuestros propios puntos de vista, ni la corrección de nuestras actuaciones; no debemos ser jueces y parte. Lo que sí debemos es indicar que nuestra postura sobre la gestión del lobo, a cargo de la administración asturiana u otras, está recogida públicamente en las entradas colgadas en nuestra web, en las continuas actualizaciones de nuestro perfil de Facebook, y en nuestra cuenta en Twitter (@ascel_lobo). En el caso concreto que se discute, el borrador de plan de gestión del lobo en Asturias, nuestra postura está recogida en las alegaciones presentadas al mismo, publicadas en su día en nuestra web2, así como resumida en la información emitida recientemente por la TPA [http://youtu.be/Ew3lCnxX0ms]. Serán nuestros socios y los ciudadanos en general quienes después de leer los argumentos llegarán a las conclusiones y tomas de postura que crean pertinentes.

Nada de lo expresado arriba cuestiona la necesidad de evaluar las políticas de conservación de la naturaleza en Asturias, o donde sea necesario. Y discutir sobre ellas. No obstante, no creemos que el sitio apropiado sea una nota de prensa dedicada a un documento concreto, la modificación del plan de gestión del lobo en Asturias, que requiere una respuesta técnica, específica, y detallada.

Creemos que los colectivos de conservación de la naturaleza y defensa de los derechos animales debemos buscar los puntos de encuentro, que no serán pocos, y no utilizar los aspectos que nos separan como arma de descredito de personas o colectivos. Debemos discutir sobre las discrepancias para reforzar nuestras posiciones, pero desde el respeto a otras opiniones. Resaltamos este último punto porque forma parte de la filosofía de trabajo y debate en ASCEL; y porque es además especialmente importante en los momentos actuales, en los que personas y colectivos tienen encomendada la tarea de representar a otros en diversos medios de participación pública. Ello nos exige un sentido de la responsabilidad adicional en el manejo de la discrepancia, y en la elaboración de posturas comunes.

En cualquier caso, el próximo 16 de febrero en nuestra Asamblea General cualquier socio de ASCEL podrá exponer sus puntos de vista, aprobar o reprobar a la actual junta directiva, así como formar una nueva.

[1] http://www.ecoticias.com/alimentos/88031/noticia-medio-ambiente-Principado-Asturias-desprecia–alegaciones-conservacionistas-planlobo

[2] http://www.loboiberico.com/images/stories/file/Alegacion__.pdf

Esta entrada fue publicada en noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.