ASCEL no acude a la reunión del Comité Técnico del lobo ante el reiterado incumplimiento de la Junta de Castilla y León de las sentencias judiciales

La falta de consideración que la Junta de Castilla y León está demostrando con el ordenamiento jurídico, relacionado en este caso con el Plan de Conservación y Gestión del lobo, ha motivado que desde ASCEL se haya tomado la decisión de no acudir a la reunión que ha tenido lugar el 20 de septiembre.

En concreto nos referimos a las siguientes decisiones jurídicas:

– SENTENCIA 02878/2009 del TSJ de Castilla y León por la que se anulan por disconformidad con el ordenamiento jurídico, el artículo 4 apartado c) y los artículos 8,8,14 y 19 del Plan de Conservación y Gestión del lobo en Castilla y León.

– AUTO 00587/2011 del TSJ de Castilla y León, por el que se suspende la ejecución de la Resolución de la Consejería de Medio Ambiente de 1 de septiembre de 2010.

Teniendo en cuenta que el Comité Técnico es un órgano administrativo que está sujeto a fiscalización jurídica, y que hay sentencias y autos que anulan algunos puntos y resoluciones, consideramos inconcebible que la Junta de Castilla y León, que paradójicamente ha redactado esas Leyes, actúe ante los tribunales de Justicia como si no existieran sus sentencias.

ASCEL decidió acudir a las reuniones del Comité Técnico, presumiendo la posibilidad de discutir cosas desde un punto de vista mínimamente objetivo y razonable. Nuestro papel es participar en discusiones y fiscalizar constructivamente la aplicación del Plan, pero pensamos que este papel es muy difícil en la situación actual. Por ello, pese a que ASCEL no ha acudido a la reunión del 20 de septiembre, hemos enviado un documento a dicho Comité Técnico para que conste en acta, expresado distintas consideraciones como la falta de cumplimiento del ordenamiento jurídico por la Junta de Castilla y León, el problema del diagnostico de poblaciones que fundamenta los cupos de lobos sin una metodología detallada, y el propio desfase entre cupos y lobos cazados que evidencia la disminución de la población y el enquistado problema del veneno, entre otras.

ASCEL presenta alegaciones al Decreto sobre el control poblacional de la fauna silvestre en Castilla y León

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha presentado un proyecto de “Decreto sobre la conservación de las especies cinegéticas de Castilla y León, normas reguladoras para su aprovechamiento sostenible y para el control poblacional de la fauna silvestre”.

En dicho documento se intenta adornar con una norma, vaga y generalista, la justificación de poder realizar “controles” de todas las especies de fauna, estén o no protegidas (incluye las que están en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas) y en cualquier época del año.

En el periodo de información pública, ASCEL ha presentado un escrito de alegaciones con varios puntos, centrándose algunos de ellos exclusivamente en los controles que se pretenden llevar a cabo sobre de lobo. Del mismo modo, hemos manifestando que es un documento inaceptable para los tiempos que actualmente vivimos.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León suspende cautelarmente la Resolución que establece los cupos de lobos a cazar en la región

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en auto del 27 de junio de 2011, ha decidido estimar la petición formulada por ASCEL y suspender la ejecución de la Resolución de la Consejería de Medio Ambiente de 1 de septiembre de 2010.

ASCEL interpuso en su día recurso de alzada contra la resolución de la Dirección General del Medio Natural que establecía los cupos de lobos asignables a cada comarca para el periodo 2010/2011 en Castilla y León. Argumentamos que los cupos no se basaban en datos, y además que esta Resolución tenía como origen una norma (Plan de Gestión y Conservación del Lobo), que ya había sido anulada en varios artículos por el propio Tribunal Superior de Justicia. Dicho recurso de alzada fue desestimado por la Consejería de Medio Ambiente, y ASCEL procedió a interponer el consiguiente recurso contencioso- administrativo. El resultado ha sido la suspensión cautelar de dicha resolución.

El SEPRONA interviene en una red que traficaba con lobos

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil ha intervenido cinco ejemplares de lobo, así como un lince rojo americano, que estaban en poder de una red de contrabando de especies.

La banda actuaba en Granada, Málaga, y otras provincias andaluzas, así como en Guadalajara y en Oviedo. Hay cuatro personas imputadas por falsedad documental (manipulación de certificados veterinarios) y tráfico de especies.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/28/andalucia/1306580457.html

El Gobierno de Cantabria ha abatido 14 lobos en lo que va de año

La Consejería de Desarrollo Rural de Cantabria está concediendo batidas cada vez que justifica un daño de lobo, independientemente de los métodos de prevención y compromisos para evitar los ataques de cánidos que adopten los afectados.

En numerosos estudios se ha demostrado que difícilmente se pueden diferenciar los ataques de perros de los producidos por lobos sin el empleo de análisis genéticos. Los cuales, desde ASCEL, dudamos seriamente que se hayan adoptado para confirmar dichos daños. Además, la premisa de que la concesión de controles va a suponer el cese o la disminución de daños es una falacia. Varias investigaciones señalan que matar lobos en batidas (método habitualmente empleado para atender solicitudes en la víspera del periodo electivo) puede ser contraproducente e incluso puede dar lugar a un aumento de los ataques al ganado. Esto se debe a que la matanza indiscrimada de lobos produce una desestructuración en los grupos familiares, un rejuvenecimiento de la población y un colapso en el aprendizaje que en zonas con presencia de ungulados silvestres (como es el caso) complica la especialización de los lobos en su caza.

La solución del conflicto entre el lobo y el hombre es complicada y debe pasar por la adopción de métodos preventivos, por la peritación adecuada y profesional de los daños atribuidos al lobo y por una correcta gestión de sus poblaciones, no concediendo batidas ni controles de modo arbitrario.

Diez asociaciones ecologistas asturianas se oponen a la declaración del lobo como especie cinegética

ASCEL, la Asociación Medioambiental la Cirigüeña, el Colectivo Ecologista de Avilés, las Coordinadoras Ecologista y Ornitológica de Asturias, el Grupo Ecologista Ixuxú, el Instituto para la Calidad y la Educación Ambiental, Jóvenes por la Ecología, Jóvenes Verdes y la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, todas ellas asociaciones integradas en el Comité Consultivo del Plan de Gestión del Lobo, se oponen a la declaración de esta especie como cinegética y denuncian el alarmismo creado sobre sus daños en el concejo de Cangas del Narcea.

Los grupos han puesto de manifiesto que el número de explotaciones afectadas por predación de lobo sobre ganado en el concejo de Cangas de Narcea son 17 de las 1.138 existentes, lo que supone un 1,5% del total.

Si la administración asturiana llegase a producir el cambio de estatus de la especie, los grupos ecologistas exigirán a la administración que los daños que produce la especie dejen de ser pagados con dinero público y pasen a ser responsabilidad de los colectivos de cazadores y ganaderos que persiguen el cambio de consideración de la especie.