La Junta de Castilla y León apuesta por la caza del lobo al sur del Duero

El pasado domingo 23 de octubre de 2011, apareció publicado en el periódico La Razón, una entrevista al consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, D. Antonio Silván, en la que habla de la gestión del patrimonio natural.

En el artículo se recoge la postura del consejero de Medio Ambiente, en la que aboga por el interés de la Junta de permitir la caza del lobo al sur del Duero: “Por voluntad de la Junta no será. Hemos instado al Ministerio de Rosa Aguilar a que lo plantee ante la UE, pero hace caso omiso. No obstante, utilizaremos todo nuestro potencial en Europa, lo trasladaremos personalmente ante los órganos competentes”.

También habla del potencial en Castilla y León en lo relativo a la caza y la pesca… ”vienen gentes de Europa a pescar y a cazar”. Paradójicamente, y pese a las notables campañas publicitarias llevadas a cabo en los últimos años, no habla del potencial del turismo ecológico, que también atrae miles de visitantes nacionales e internacionales a disfrutar de los valores medioambientales que dispone esta comunidad.

Tampoco hace mención el Consejero a los programas y ayudas recibidos por los ganaderos dentro de la Política Agraria Común, en relación a métodos de protección y vigilancia del ganado, para así evitar o minimizar ataques por parte de los depredadores. Según da a entender, la solución para evitarlos, es eliminar al depredador, en este caso al lobo en el sur del Duero. Es más, el Consejero considera que los ganaderos “son tan ecologistas como el que más”.

ASCEL recuerda al señor Consejero la obligación por parte la Junta, y suya por el cargo que representa, de poner todos los medios posibles para conservar y salvaguardar las especies amenazadas. Tenemos que recordar al señor Silván que el lobo es una especie estrictamente protegida al sur del Duero al estar incluida en los Anexos II y IV de la Directiva Hábitats. Tendría además que tener claro que el patrimonio natural de Castilla y León no pertenece a la Junta de Castilla y León o a un determinado colectivo, sino a todos los ciudadanos de Castilla y León y de España.

ASCEL organiza unas jornadas sobre el lobo en Ourense

ASCEL y el Aula da Natureza do Río Miño del Concello de Ourense organizan el sábado 5 de noviembre de 2011 las “Jornadas sobre el Lobo en el Aula da Natureza do Río Miño”. El evento tendrá lugar en el Paseo Fluvial de Oira s/n. 32001. Ourense.

El programa del curso se detalla a continuación:

Sábado, 5 de Noviembre de 2011

9h45 – 10-45. Francisco Lema – Naturalista: El lobo en la Costa da Morte: observaciones en la naturaleza. (Grabaciones en libertad).

10h45 – 11h45. Rubén Portas – Naturalista: Efectos de la caza e importancia ecológica del lobo.

11h45 – 12h45. Javier Talegón – Biólogo: Conservación del lobo en un área humanizada del centro de Castilla y León. (Una aproximación al conflicto).

12h45. Salida en autobús hacia Bande.

13h30 – 15h. COMIDA en las cercanías del Foxo de cruz de Bande.

15h00. David Pérez – Arqueólogo: Visita guiada y charla sobre los foxos de paredes convergentes, cortellos y otras trampas empleadas antiguamente para la caza del lobo en el noroeste ibérico. La entrada y el viaje en autobús hasta la localidad de Bande serán gratuitos.

Más información sobre el curso en la siguiente dirección: aulanatureza@ourense.es

ASCEL solicita la clausura de los aprovechamientos cinegéticos en los cotos de caza de Castilla y León donde han aparecido lobos envenenados

En la temporada 2009/2010, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León confirmó la muerte de siete ejemplares de lobo ibérico por envenenamiento en el territorio de dicha comunidad. ASCEL solicitó entonces la clausura de la actividad cinegética en los cotos afectados por estos casos, denegada por la Junta de Castilla y León con la ridícula respuesta de que el lobo era especie cinegética y por lo tanto no se incluía dentro del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

En la temporada pasada se ha constatado el envenenamiento de seis lobos dentro del territorio de la Comunidad, pero no cabe duda que serán muchos más los lobos que están muriendo cada año envenenados, pasando desapercibidos. Se evidencia por tanto que el problema del veneno sigue si ser abordado por la administración de Castilla y León. Los datos de la pasada temporada no expresan una disminución de tendencia, sino que además indican la repetición de estos delitos, como es el caso de la comarca de Tierra de Campos, donde año tras año siguen apareciendo lobos envenenados.

No entendemos qué circunstancias han de darse para que los responsables se ocupen de este monumental problema de conservación, y aplique su compromiso indicado en el apartado 17 del plan de conservación y gestión del lobo.

ASCEL ha solicitado de nuevo a la Dirección General del Medio Natural de C y L que aplique la legislación establecida en los casos de envenenamiento, exigiendo la clausura de la actividad cinegética en los cotos en que aparecieron los seis lobos envenenados de esta pasada temporada.

La población de lobos de Finlandia se reduce a la mitad

Una de las poblaciones aparentemente mejor conservadas de Europa se ha reducido a la mitad en los últimos seis años.

En 2005, los diagnósticos arrojaban una población aproximada de 250 lobos. La primavera pasada, la misma población se estimó en menos de 150 ejemplares. El número de territorios se estima entre 13 y 14, algunos de los cuales están compartidos con el país vecino, Rusia. Varios grupos situados al sur del país y al este de Oulu parecen haber desaparecido.

Los expertos atribuyen la drástica reducción a la caza furtiva, ya que sólo se concedieron nueve controles legales durante el año pasado.

Sami Niemi, investigador del Ministerio Agropecuario y Forestal afirma que el país cuenta con una poblaciones notables de presas silvestres; los estudios genéticos realizados concluyen que aparentemente no existen problemas genéticos o de salud en la población, y la caza legal está prohibida. La única razón del declive ha de ser la caza ilegal. Existen investigaciones abiertas sobre casos de furtivismo en el país, y también un frente de educación y colaboración con las asociaciones de cazadores para tratar de resolver el problema.

Más información en la fuente original: http://www.jaktojagare.se/aktuellt/halverad-finsk-vargstam-efter-tjuvjakt.

Las administraciones vascas no quieren al lobo

En un artículo publicado por la revista Ecologista, se efectúan unas interesantes reflexiones sobre el panorama actual en la gestión y conservación de lobos en Euskadi. Un ejemplo de ello, es el plan de gestión aprobado en Álava, un documento, que al igual que otros planes, únicamente parece servir para amparar legalmente los despropósitos acometidos por las administraciones que velan por una biodiversidad a la carta.

ASCEL no acude a la reunión del Comité Técnico del lobo ante el reiterado incumplimiento de la Junta de Castilla y León de las sentencias judiciales

La falta de consideración que la Junta de Castilla y León está demostrando con el ordenamiento jurídico, relacionado en este caso con el Plan de Conservación y Gestión del lobo, ha motivado que desde ASCEL se haya tomado la decisión de no acudir a la reunión que ha tenido lugar el 20 de septiembre.

En concreto nos referimos a las siguientes decisiones jurídicas:

– SENTENCIA 02878/2009 del TSJ de Castilla y León por la que se anulan por disconformidad con el ordenamiento jurídico, el artículo 4 apartado c) y los artículos 8,8,14 y 19 del Plan de Conservación y Gestión del lobo en Castilla y León.

– AUTO 00587/2011 del TSJ de Castilla y León, por el que se suspende la ejecución de la Resolución de la Consejería de Medio Ambiente de 1 de septiembre de 2010.

Teniendo en cuenta que el Comité Técnico es un órgano administrativo que está sujeto a fiscalización jurídica, y que hay sentencias y autos que anulan algunos puntos y resoluciones, consideramos inconcebible que la Junta de Castilla y León, que paradójicamente ha redactado esas Leyes, actúe ante los tribunales de Justicia como si no existieran sus sentencias.

ASCEL decidió acudir a las reuniones del Comité Técnico, presumiendo la posibilidad de discutir cosas desde un punto de vista mínimamente objetivo y razonable. Nuestro papel es participar en discusiones y fiscalizar constructivamente la aplicación del Plan, pero pensamos que este papel es muy difícil en la situación actual. Por ello, pese a que ASCEL no ha acudido a la reunión del 20 de septiembre, hemos enviado un documento a dicho Comité Técnico para que conste en acta, expresado distintas consideraciones como la falta de cumplimiento del ordenamiento jurídico por la Junta de Castilla y León, el problema del diagnostico de poblaciones que fundamenta los cupos de lobos sin una metodología detallada, y el propio desfase entre cupos y lobos cazados que evidencia la disminución de la población y el enquistado problema del veneno, entre otras.