Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico

ASCEL presenta alegaciones al Plan de Gestión del Lobo en Asturias

Esta misma semana, ASCEL presentaba ante la administración asturiana las alegaciones al documento normativo que, en teoría, debería servir para gestionar y conservar la especie dentro del territorio del Principado.

El nuevo Plan de Gestión que pretende aprobar Asturias, cede claramente a las presiones de sindicatos ganaderos y sectores cinegéticos (hay que tener en cuenta que en Asturias, el lobo no es especie cinegética), utilizando prácticamente como única herramienta de gestión el control de la población. Llama significativamente la atención la falta de argumentos científicos para la justificación de las medidas de control de la especie.

Además, el documento está plagado de expresiones subjetivas que plantean múltiples formas de interpretación. Antepone la viabilidad de las explotaciones ganaderas, a la propia conservación de la especie (los daños de lobo alcanzan de media anual un 0,6% del censo ganadero en el área de distribución del lobo, algo que nunca podría ser un problema de viabilidad económica) y mantiene argumentos éticamente cuestionables como el de establecer zonas “libres de lobos”. Del mismo modo, llama la atención la falta de obligaciones que deberían de llevar asociadas los beneficiarios de las subvenciones y subsidios, relacionadas con el manejo responsable de ganado y las buenas prácticas ambientales.

Los lobos del Calanda (Suiza)

Se confirma por segundo año la reproducción del primer grupo de lobos confirmado en Suiza, en el macizo del Calanda. Otra reproducción ha sido confirmada este año en el cantón de Valais. No ha sido sin tiempo y sufrimiento; Suiza ha tardado 18 años en poder trasmitir noticias como esta, desde que en 1995 fuese detectada la presencia del primer lobo en el país que provenía de la población itálica. La especie había sido completamente erradicada de los Alpes Suizos en el siglo XVII; los últimos testimonios de la especie datan de 1871.

La camada del año anterior de la misma pareja alfa (el macho M30 y hembra F07) estuvo compuesta por cinco cachorros, todos ellos machos. Tres de ellos parecen haberse dispersado, uno ha permanecido en las cercanías y otro ha vuelto para ayudar con la cría de esta nueva camada tras un corto proceso dispersivo.

Adjuntamos enlaces con más información sobre la evolución de este grupo y sobre el proceso dispersivo de los jóvenes (mapa).

ASCEL apoya y pide colaboración para la campaña: “NO a los incendios, NO a los incendiarios”

El pasado día 21 de noviembre, un jurado popular absolvió a un celador de la Junta de Castilla y León que había sido acusado de provocar un incendio en octubre de 2011 en los Áncares leoneses. Pese a las pruebas más que evidentes, el celador fue visto por varias personas bajarse del coche y provocar el inicio de varios fuegos, se ha producido esta incomprensible absolución.

Varias asociaciones conservacionistas, entre las que se encuentra la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, van a recurrir esta sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, acción apoyada por ASCEL y para la que se solicita la colaboración económica de las personas que lo deseen para poder afrontar los gastos de este recurso.

Más información sobre como colaborar en esta campaña en el siguiente blog: http://asociacionurz.blogspot.com.es/2013/11/no-los-incendios-no-los-incendiarios.html

ASCEL firma un comunicado de apoyo en Portugal denunciando la persecución y muertes furtivas de lobos

ASCEL ha unido junto a otras nueve organizaciones portuguesas un comunicado de prensa instando a los responsables del lobo en Portugal que se impliquen en la persecución y denuncia del furtivismo.

El lobo está catalogado como Especie Protegida en Portugal, y aún así son muchos los que mueren por distintas formas de furtivismo, no siendo tratadas adecuadamente, esclarecidas ni penadas como una especie amenazada en Portugal.

Disminuye a la mitad el número de ovejas muertas tras el aumento de perros guardianes en el cantón de Friburgo (Suiza)

El uso de perros guardianes en el cantón de Friburgo (Suiza) logra disminuir a la mitad los casos de predación al ganado ovino, pasando de 55 en 2012 a 23 este año entre mayo y finales de septiembre (21 ovejas y 2 cabras). Todos los ataques han tenido lugar en el perímetro de prevención.  Aún así, el número de animales afectados representa menos del 0,3% de la cabaña ganadera ovina y caprina que ha estivado en la zona este año.

Las autoridades locales afirman que sólo se tiene constancia de la presencia de una loba en la zona que se mueve por los pre-Alpes desde el año 2009 y que parece sólo ha afectado a cinco rebaños alpinos. Además, los métodos de prevención no sólo disminuyeron el número de ataques al ganado sino que han disminuido también el número de ovejas muertas por ataque. En caso de los rebaños protegidos, cuatro ataques producidos han supuesto 6 ovejas muertas (media 1,5 ovejas por ataque) en comparación con una media de 6 ovejas muertas por ataque en los rebaños sin protección. Para seguir mejorando estas cifras y mejorar la coexistencia con los carnívoros, el Consejo Federal ha acordado incrementar la subvención de perros guardianes de 1.000 a 1.200 francos. Este año, un total de 15 perros guardianes han sido utilizados en el cantón de Friburgo.

Fuente: KORA

NO a los incendios, NO a los incendiarios

El jurado popular ha hablado y la desolación ha encogido el corazón de muchísimos leoneses y leonesas que, con ese mismo corazón, aman y respetan la Naturaleza. También está encogido el de muchos habitantes de los Ancares que vieron como su paisaje vegetal se convertía, una vez más, en humo y cenizas. Encogido está también el de todas aquellas personas que formamos parte de los grupos ecologistas, que hemos seguido este caso con especial interés y que hemos formado parte de la acusación, aglutinados bajo las siglas de Ecologistas en Acción.

En democracia, el sistema judicial sentencia y no queda sino acatar el veredicto, a pesar de que no se comparta en absoluto su dictamen.

Los incendios forestales intencionados son una lacra que golpea año tras año los montes del noroeste peninsular en general y nuestra provincia en particular. Ancares, en este caso, es una de las comarcas leonesas más azotadas por este mal.

Pocas veces han estado tan claros los hechos: testigos oculares de la comisión del delito; coartadas falsas del acusado; testigos de la defensa que mienten abiertamente; acusado, celador de la Junta de Castilla y León, que se aleja del lugar del incendio mientras sus compañeros acuden a sofocarlo en el desempeño de su responsabilidad; inequívocos informes periciales del SEPRONA y de agentes forestales; y así un largo etcétera.

A pesar de todo ello, el jurado ha fallado, por un voto de diferencia, a favor del acusado. De esta circunstancia únicamente podemos inferir, que cuando el principal afectado de un acto delictivo es el medio ambiente, es decir, el patrimonio natural, es casi necesario que el propio acusado reconozca los hechos para que se produzca una condena. En este sentido el legislador debería promover importantes cambios en la legislación penal medioambiental.

No debemos olvidar que, en este caso, el hecho delictivo tuvo como consecuencia dos terribles incendios, que dejaron 305 ha calcinadas, en un territorio que atesora algunas de las máximas figuras de protección, tanto nacionales como internacionales: Reserva de la Biosfera declarada por la UNESCO, LIC y ZEPA de la Red Natura 2000, Parque Natural de Castilla y León y Reserva Regional de Caza.

Pero nuestro sistema judicial también permite que cuando un ciudadano no esté de acuerdo con la deliberación de un tribunal, éste pueda acudir a una instancia superior que revise de nuevo la sentencia.

Los grupos ecologistas de la provincia vamos a esperar a leer los argumentos que el juez expondrá en la sentencia y a partir de ellos interpondremos un recurso de apelación ante el Tribunal de Justicia de Castilla y León.

Deseamos y confiamos en que las demás partes implicadas en la acusación, Fundación Oso Pardo, Junta de Castilla y León, y Ministerio Fiscal recurran también el fallo ante esa instancia judicial. Y lo esperamos especialmente de las dos últimas, ya que son las encargadas de garantizar la preservación del Patrimonio Natural común y que nos representan a todos los ciudadanos por igual.

Para abordar esta nueva etapa judicial y dado que los fondos económicos de los grupos ecologistas son muy escasos, vamos a solicitar la colaboración económica de todas aquellas personas que también se hayan sentido desoladas con la sentencia de este caso. Para ello lanzaremos en breve, a través de los medios de comunicación, de páginas web y de las redes sociales, una campaña de micromecenazgo (crowdfunding) denominada: NO A LOS INCENDIOS, NO A LOS INCENDIARIOS.