Solicitamos información sobre lobos en los CRAS de Castilla y León

El pasado 18 de Agosto, ASCEL presento una solicitud de información a la Junta de Castilla y León.

Pedimos conocer cuantos ejemplares de lobo ibérico, vivos o muertos, han entrado desde enero de 2014 en los Centros de Recuperación de Animales Salvajes, Centros de Recuperación de Aves o Centros de Recuperación de Fauna, pertenecientes a la Junta de Castilla y León.

Solicitamos que para cada ejemplar se proporcione la siguiente información:

  • Fecha de ingreso.
  • Motivo del ingreso.
  • Municipio en el que se ha recogido.
  • Informe de necropsia (si el animal ingresa cadáver).
  • Si la causa de la muerte fuera envenenamiento, el correspondiente informe toxicológico

Participación de guardas de cotos, ganaderos y cazadores en “erradicación de ejemplares”

Las entidades conservacionistas representadas en el Comité Consultivo del Plan de Gestión del Lobo en Asturias hemos solicitado a la administración asturiana (pdf, 53 KB) información sobre los fundamentos legales y técnicos según los cuales guardas de cotos, ganaderos y cazadores se suman al personal de la administración pública “para tratar de erradicar ejemplares”.

Éxito de la captación de fondos para costas procesales

Estimados socios y simpatizantes,

Como os informamos recientemente, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias desestimó en Abril nuestro recurso contra las batidas de lobos en el Parque Nacional de Picos de Europa. La sentencia condenaba a ASCEL al pago de las costas procesales: 1.117, 52 €. Por ese motivo arrancó una campaña de captación de fondos.

A día de hoy, podemos considerar que la campaña ha tenido éxito, y darla por finalizada al haber alcanzado 988 €. Esa cantidad implica que podemos prácticamente saldar las costas procesales sin comprometer nuestra capacidad de afrontar futuros trámites.

Desde ASCEL queremos expresar nuestro agradecimiento mas sincero, a todas las personas particulares y agrupaciones que de forma generosa os habéis implicado en esta campaña. Y tenemos especial interés en que podáis comprobar por qué la arrancamos en su día: aquí tenéis enlaces a la Sentencia 90067/2014 del TSJA que reclama las costas procesales, y al Decreto 00265/2014 del TSJA que fija el importe de las mismas.

Resaltar además que esta campaña nos permite afrontar con algo más de seguridad otro proceso judicial en cual nos hemos personado (junto a Ecologistas en Acción), el relativo a la eliminación furtiva de nueve lobos, entre Octubre y Diciembre de 2013, en la Reserva de Caza de Saja (Cantabria).

Muchas gracias.

Muchos lobos (en Castilla y León)

Leemos con interés estos días que hay nuevos datos sobre los lobos presentes en el territorio de Castilla y León (CyL). A falta del informe técnico para evaluarlos, nuestro análisis es necesariamente somero, ceñido a la información que la administración de CyL ha decidido resaltar.

Antes de nada, cabe destacar que si podemos reseñar aquí esa nueva información sobre la población de lobos es porque una administración ha dedicado esfuerzo a obtenerla, y a presentar públicamente los resultados. Esa actitud es desafortunadamente rara en España. Esperemos que otras administraciones regionales imiten la medida, se esfuercen en conocer el estado de las poblaciones de animales y plantas sobre las que tienen responsabilidades de gestión, y en contárselo al público.

De la nota difundida por CyL en Internet parece trasmitirse optimismo: dice que detectan un incremento (20%) en el número de grupos; de 149 en un conteo durante 2000-2001 a 179 en el último. La noticia añade también que el conteo ha cubierto la totalidad de la superficie de la comunidad autónoma. No dice en cambio si en 2000-2001 se empleó el mismo esfuerzo, o si el incremento del 20% tiene en cuenta las diferencias de cobertura entre conteos. Tampoco lo aclara la presentación de resultados (ppt, 6MB) que acompaña a la nota; en ella, se comparan de forma directa los números actuales con los de 2000-2001.

Tendremos por tanto que ser cautos al evaluar los resultados, ya que sin conocer y estandarizar el esfuerzo de muestreo no es posible constatar incrementos ni declives. Es de suponer que los técnicos de CyL conocen el consenso científico al respecto de considerar el esfuerzo de muestreo a la hora de comparar conteos, y que sea la inmediatez del formato divulgativo la que genere las dudas. Lo sabremos cuando el informe correspondiente sea público.

Otro de los aspectos siempre llamativos de los llamados censos de lobo en España, y CyL no es excepción, es el afán por convertir los conteos de grupos en conteos de individuos. Dado que los individuos no se cuentan, para tal conversión hay que asumir un número de individuos por grupo. Se podrían entonces plantear diversos escenarios para reconocer la incertidumbre de tales asunciones, así como la variación estacional en el tamaño de grupo. Sin embargo, CyL aporta sólo el tamaño de grupo en verano – es decir, el máximo – para ofrecer sus cifras. Dice la nota además que han tenido en cuenta los individuos flotantes, es decir, aquellos que no forman parte estable de ningún grupo. Desconocemos como es posible conocer esa cifra con el método de censo declarado. Y la incertidumbre llama a la especulación: quizá venga bien la elección de CyL a la hora  de justificar cupos cinegéticos.

Por lo demás, la administración castellano-leonesa parece extraer conclusiones también optimistas en cuanto a su propia gestión. Otra de las fuentes que recoge la noticia del censo, El Confidencial, aporta declaraciones en este sentido a cargo del director general del Medio Natural de CyL, José Ángel Arranz:

Arranz ha incidido en que precisamente sea en las zonas donde más lobo se caza donde haya un mayor aumento de la población y manadas, lo que respalda que la actividad cinegética “no pone en peligro la especie”

Rescatamos algunas aportaciones de la literatura científica relacionadas con esa interpretación. Por ejemplo, el clásico de Rolf Peterson y coautores, Wolves of the Kenai peninsula, Alaska, publicado en 1984 en Wildlife Monographs1. En él, los autores recaban y discuten los efectos de la caza sobre la estructura de la población de lobos estudiada. Así, en el apartado de conclusiones del citado trabajo, leemos:

Empirical data indicated that wolf density declined when harvest the previous winter exceeded 40% and increased when harvest was <35%

Thus, we predict that, compared to unharvested populations, harvested wolf populations should consist of smaller packs,
contain a higher number of packs per area, and include a higher total number of pups

El primer párrafo se traduce en que el nivel de extracción puede determinar que la población de lobos disminuya, o aumente. El segundo dice que, en comparación con poblaciones no explotadas, las poblaciones de lobos sometidas a extracción estarán formadas por más grupos, siendo estos más pequeños e incluyendo mayor número de cachorros.

No es un resultado aislado. Similares implicaciones extrae Haber (1996)2 de sus datos sobre los lobos de Alaska (enlace al pdf debajo). También se pronuncia en la misma línea el mucho más reciente More than Mere Numbers: The Impact of Lethal Control on the Social Stability of a Top-Order Predator de Wallach et al. (2009)3. Este último es un artículo de acceso público. Rescatando un párrafo del sumario, leemos:

Comparison of abundance and stability among all sites and years demonstrated that control severely fractures social groups, but that the effect of control on abundance was neither consistent nor predictable. Management decisions involving large social predators must therefore consider social stability to ensure their conservation and ecological functioning

Es decir, “el control de población fractura los grupos sociales, pero su efecto sobre la abundancia fue inconsistente e impredecible. Las decisiones de manejo que atañen a grandes carnívoros sociales deben por tanto considerar la estabilidad social para asegurar su conservación y función ecológica”.

Desconocemos que razones llevan, según El Confidencial, al Sr. Arranz ha interpretar los datos como lo hace, y a ignorar la literatura científica en asuntos que parecen ser su responsabilidad. En cualquier caso, a la vista de la misma no compartimos sus conclusiones, ni su auto-evaluación favorable.

Referencias
[1] Peterson RO, Woolington JD, Bailey TN. 1984. Wolves of the Kenai peninsula, Alaska. Wildlife Monographs: 3–52
[2] Haber GC. 1996. Biological,  Conservation, and Ethical Implications of  Exploiting and Controlling Wolves. Conservation Biology 10:1068–1081
[3] Wallach AD, Ritchie EG, Read J, O’Neill AJ. 2009. More than Mere Numbers: The Impact of Lethal Control on the Social Stability of a Top-Order Predator. PLoS ONE 4:e6861

Sentencia desfavorable a ASCEL en el caso de Picos de Europa

[Entrada editada 2014.06.19, 7:00. Ver comentario a la entrada]

Sabéis que en ASCEL nos apoyamos en la vía jurídica para contribuir a la defensa del lobo ibérico. Desde años nos personamos regularmente en aquellas causas que a nuestro entender demuestran actividades ilícitas: cacerías ilegales, veneno, lazos… A menudo, las denuncias van directamente contra las administraciones públicas, al entender que las decisiones adoptadas por éstas son cuestionables según la legislación vigente. Hemos ganado buena parte de los casos denunciados, pero también hemos perdido u obtenido sentencias frustrantes.

Recientemente hemos conocido una sentencia que permite al Principado de Asturias seguir matando lobos en el Parque Nacional de Picos de Europa. Sí, habéis leído bien, en el Parque Nacional, donde no solamente se matan lobos adultos, sino incluso camadas de pocos días de edad. Además, la citada sentencia nos condena al pago de las costas procesales: 1.117 €. Entendemos este gesto como un intento de amedrentarnos, para que renunciemos a utilizar esta vía, incómoda para la administración. Entre otras cosas, porque ha supuesto un parón de dos años en las muertes de lobos en la parte asturiana del parque.

Gracias a sus socios, ASCEL tiene actualmente capacidad para afrontar ese gasto. No obstante, estábamos también planteándonos la posibilidad de intentar captar fondos, para afrontar con seguridad gastos de abogados y procuradores en los casos todavía abiertos. Y estos días algunos grupos que apoyaron y compartieron la denuncia con ASCEL han comenzado de forma generosa y solidaria una campaña de captación de fondos, antes de que nos diera tiempo a decidirnos del todo. Seguramente sois conscientes de dicha campaña a través de Internet.

Agradeceríamos por tanto la participación y difusión en la citada campaña, facilitando a quienes quieran y puedan hacer una aportación económica nuestro número de cuenta: 2096 0319 79 3348533704. Es importante que en el concepto se especifique “aportación Picos de Europa”.

Muchas gracias a todos los que nos apoyáis de una forma u otra, y disculpas por no haber sido más rápidos ofreciendo esta información.

sololobo_gris

Furtivismo impune en Asturias

Versión abreviada de una nota de prensa de los conservacionistas en Asturias (enlace a la versión completa):

Varias sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Asturias han invalidado procesos sancionadores contra presuntos furtivos, denunciados por la Guardería de Medio Natural.

Las sentencias han anulado sanciones por furtivismo que se remontan a las primaveras de los años 2010 y 2011, en el Parque Natural de Somiedo y en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea y del Ibias, respectivamente. En el primero de los casos, fueron denunciadas tres personas portando dos rebecos abatidos en terrenos del Parque Natural de Somiedo. En el segundo caso, una persona fue denunciada por portar armas sin permiso en el Parque Natural del Narcea e Ibias.

Según se desprende de las sentencias del TSJA, se invalidad por haber caducado, poniendo de manifiesto la dejadez de los servicios jurídicos del Principado de Asturias. Otra de las sentencias declara nulo el proceso al entender que la autoría no está suficientemente acreditada.

La Guardería de Medio Natural del Principado de Asturias ha mostrado su desazón por dichas sentencias, que menoscaban su condición de agentes de la autoridad, e ignoran los daños a la naturaleza.

Desde las entidades ambientales de Asturias exigimos a la administración asturiana que abra de nuevo expediente sancionador por estos graves hechos. De no hacerlo, estarían facilitando la impunidad de hechos muy graves contra el medio ambiente.