El Principado de Asturias plantea ejecutar 90 lobos en un año

El actual equipo de medio ambiente del Principado de Asturias parece querer conseguir el cariño olvidado de los ganaderos, y lo hará de la única manera que sabe, matando lobos.

La administración asturiana pretende esta vez superar el despropósito del anterior programa, que fijó en 47 el cupo de ejemplares a abatir más la retirada de dos camadas. El plan actual fija el cupo en 66 adultos y 4 camadas a retirar en el plazo de un año.

Como se puede ver en los datos de la propia administración, ni los grupos de lobos ni los daños han aumentado en los últimos tres años, pero esta circunstancia no parece importar a los gestores asturianos, que han incrementado el cupo en un 50% con respecto al año anterior y un 100% con respecto al año 2009/10.

Los grupos conservacionistas asistentes al Comité Consultivo del Plan de Gestión del Lobo, representados por ASCEL, manifestaron su rechazo al programa de control y solicitaron la retirada del mismo.

Tribuna de ASCEL sobre la situación del lobo en Asturias

Durante las últimas semanas se ha producido una auténtica cascada de declaraciones en prensa por parte de políticos, ganaderos, sindicatos ganaderos e incluso representantes de ONG en defensa de la naturaleza. Se responsabiliza al lobo de grandes pérdidas económicas del sector ganadero (que nunca han sido demostradas), o de que muchos ganaderos tengan que abandonar su actividad al no ser rentable por los ataques del lobo. Y, el colmo de la insensatez, se ha dicho que el lobo es responsable del estado desfavorable de conservación de otras especies amenazadas como el oso o el quebrantahuesos, y se llega a abogar por su erradicación en los espacios protegidos.

Alberto Fernández, presidente de ASCEL, contesta a esta avalancha de declaraciones en una tribuna publicada en el diario asturiano El Comercio el pasado domingo día 12 de agosto. La tribuna de prensa puede descargarse aquí.

El SEPRONA interviene en una red que traficaba con lobos

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil ha intervenido cinco ejemplares de lobo, así como un lince rojo americano, que estaban en poder de una red de contrabando de especies.

La banda actuaba en Granada, Málaga, y otras provincias andaluzas, así como en Guadalajara y en Oviedo. Hay cuatro personas imputadas por falsedad documental (manipulación de certificados veterinarios) y tráfico de especies.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/28/andalucia/1306580457.html

Diez asociaciones ecologistas asturianas se oponen a la declaración del lobo como especie cinegética

ASCEL, la Asociación Medioambiental la Cirigüeña, el Colectivo Ecologista de Avilés, las Coordinadoras Ecologista y Ornitológica de Asturias, el Grupo Ecologista Ixuxú, el Instituto para la Calidad y la Educación Ambiental, Jóvenes por la Ecología, Jóvenes Verdes y la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, todas ellas asociaciones integradas en el Comité Consultivo del Plan de Gestión del Lobo, se oponen a la declaración de esta especie como cinegética y denuncian el alarmismo creado sobre sus daños en el concejo de Cangas del Narcea.

Los grupos han puesto de manifiesto que el número de explotaciones afectadas por predación de lobo sobre ganado en el concejo de Cangas de Narcea son 17 de las 1.138 existentes, lo que supone un 1,5% del total.

Si la administración asturiana llegase a producir el cambio de estatus de la especie, los grupos ecologistas exigirán a la administración que los daños que produce la especie dejen de ser pagados con dinero público y pasen a ser responsabilidad de los colectivos de cazadores y ganaderos que persiguen el cambio de consideración de la especie.