Varias ONG reclaman la retirada del nuevo plan del lobo en Castilla y León

Cinco ONG ambientalistas, entre las que se encuentra ASCEL, han enviado hoy una nota de prensa (pdf) a los medios de comunicación en la que solicitan a la Junta de Castilla y León la retirada del nuevo plan del lobo en esta región.
Esta solicitud se basa en que el documento presentado no persigue la conservación del lobo en la región ni articula medidas que favorezcan la coexistencia entre la actividad ganadera y la conservación de sus poblaciones.

Además, el actual plan incumple como el anterior la Directiva Hábitat, por lo que jurídicamente nace ya muerto y, de no modificarse, será nuevamente impugnado ante los tribunales.

ASCEL presenta alegaciones al nuevo Plan de Gestión y Conservación del Lobo en Castilla y León

Debido a las diversas sentencias judiciales que han puesto de manifiesto la ilegalidad de una parte importante del antiguo Plan de gestión del lobo, la Junta de Castilla y León se ha visto en la obligación de elaborar un nuevo documento técnico para la gestión de esta especie dentro de la región.

ASCEL, dentro del periodo de información pública, ha presentado un documento de alegaciones, basadas en su mayor parte en estudios científicos.

El hecho más destacable de este nuevo documento es que el objetivo principal del Plan no es la conservación del lobo, sino el cansado e injustificado argumento de que la conservación de la especie no comprometa la viabilidad de las explotaciones agropecuarias. Los datos oficiales, aportados por la propia Junta de Castilla y León, indican que los ataques de lobo afectaron, entre 2005 y 2012, únicamente a un 0,08% de reses de ganado menor y un 0,05 % de ganado mayor, respecto al censo ganadero de 2003 en Castilla y León. Es evidente que, con estas cifras, no es posible sugerir ni asumir que el lobo pueda comprometer la viabilidad económica de las explotaciones agropecuarias en la Comunidad, tal y como se ha indicado en el documento de alegaciones.

Algunas de las alegaciones presentadas han estado enfocadas en los siguientes temas:

– Escaso y vago desarrollo de las medidas preventivas y manejo responsable del ganado, cuando existen proyectos que indican su efectividad para reducir los ataques.

– Nulo efecto que tienen sobre la disminución de los ataques al ganado los controles poblacionales de la especie, que además se realizan sin ningún criterio cuantitativo ni científico y que pueden causar el efecto contrario al esperado según diversos estudios.

– Insignificante compromiso de la administración por controlar la mortalidad ilegal de la especie, tomándose en serio la lucha contra la caza furtiva y el veneno fundamentalmente.

– Cupos cinegéticos establecidos sin ningún criterio científico, basados en censos que carecen igualmente de soporte científico verificable.

– El peligro para la conservación de la especie que supone el turismo organizado, basado en la observación de grupos de lobos en época de cría y cuando los cachorros son más vulnerables en los lugares de reunión.

ASCEL pide en el documento de alegaciones reformular profundamente el texto, la finalidad y los objetivos del nuevo Plan que se pretende aprobar, de forma que estén basados en argumentos contrastados que conduzcan con garantías a la conservación de poblaciones viables de lobos, responsabilidad contenida en el ordenamiento jurídico actual y apuntada como necesidad en base a los conocimientos recientes sobre el papel de los grandes carnívoros en los ecosistemas.

ASCEL apoya y pide colaboración para la campaña: “NO a los incendios, NO a los incendiarios”

El pasado día 21 de noviembre, un jurado popular absolvió a un celador de la Junta de Castilla y León que había sido acusado de provocar un incendio en octubre de 2011 en los Áncares leoneses. Pese a las pruebas más que evidentes, el celador fue visto por varias personas bajarse del coche y provocar el inicio de varios fuegos, se ha producido esta incomprensible absolución.

Varias asociaciones conservacionistas, entre las que se encuentra la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, van a recurrir esta sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, acción apoyada por ASCEL y para la que se solicita la colaboración económica de las personas que lo deseen para poder afrontar los gastos de este recurso.

Más información sobre como colaborar en esta campaña en el siguiente blog: http://asociacionurz.blogspot.com.es/2013/11/no-los-incendios-no-los-incendiarios.html

Aparece envenenada una loba preñada en Tierra de Campos

Tras la aparición en el pasado mes de abril de un ejemplar de lobo ibérico con síntomas de envenenamiento en la comarca de Tierra de Campos, ASCEL solicitó a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León información sobre la necropsia.

El informe remitido indica como causa mas probable de la muerte la intoxicación aguda; entre el contenido estomacal se encontró una sustancia granular oscura, compatible con sustancia tóxica. A esta desagradable noticia se unía un triste dato: la loba tenía en el útero al menos seis implantes placentarios. Es decir, era probablemente la hembra reproductora de un grupo, por lo que es posible que la manada a la que pertenecía no obtenga descendencia esta temporada.

Evidentemente estos datos no son tenidos en cuenta por la Junta de Castilla y León  a la hora de establecer los cupos de caza, ya que no ha sido un único lobo el que ha muerto sino que en este caso  habría que sumar los  cachorros que no han llegado a nacer.

El veneno sigue causando estragos en los campos castellano leoneses, especialmente en la comarca de Tierra de Campos, sin que la administración tome en serio este gran problema que afecta a la biodiversidad en general.

WWF y ASCEL exigen que se frene la persecución del lobo en Castilla y León

Las asociaciones conservacionistas WWF y ASCEL hemos dirigido un escrito a la Junta de Castilla y León donde solicitan a esta administración que frene la desmedida campaña de caza y control del lobo ibérico, y que está poniendo en peligro la supervivencia de esta especie en la región.

La resolución recientemente publicada permitirá la caza de 137 lobos en la temporada cinegética 2013/14, además de abatir varias decenas más por las patrullas de la propia Junta de Castilla y León y que habrá que sumar a esta negra lista. La campaña emprendida para la erradicación del lobo en muchas comarcas permitirá actuaciones tan difícilmente justificables como la realización de batidas durante la temporada de cría, o la muerte de lobos en espacios protegidos como Parques Nacionales o Parques Naturales.

La copia integra de la nota de prensa enviada a los medios de comunicación puede descargarse aquí.

ASCEL denuncia el uso de cebaderos para cazar lobos de forma ilegal en Castilla y León

ASCEL ha denunciado publicamente el empleo de cebaderos utilizados como atrayente para cazar lobos, un hecho común y consolidado en numerosos cotos de caza y en algunas de las Reservas Regionales de Caza de Castilla y León, gestionadas por la propia Junta de Castilla y León. Dada la ilegalidad de la medida consentida y aplicada por el gobierno regional, ASCEL denunciará los hechos ante la Fiscalía de Medio Ambiente.

Más información aquí, aquí, y aquí.