Varias ONG reclaman la retirada del nuevo plan del lobo en Castilla y León

Cinco ONG ambientalistas, entre las que se encuentra ASCEL, han enviado hoy una nota de prensa (pdf) a los medios de comunicación en la que solicitan a la Junta de Castilla y León la retirada del nuevo plan del lobo en esta región.
Esta solicitud se basa en que el documento presentado no persigue la conservación del lobo en la región ni articula medidas que favorezcan la coexistencia entre la actividad ganadera y la conservación de sus poblaciones.

Además, el actual plan incumple como el anterior la Directiva Hábitat, por lo que jurídicamente nace ya muerto y, de no modificarse, será nuevamente impugnado ante los tribunales.

Sobre la independencia de ASCEL

El día 28 de Enero, varios colectivos conservacionistas emitieron una nota de prensa1 acerca del borrador de Plan de Gestión del Lobo en Asturias. ASCEL no la suscribió.

Este hecho ha suscitado comentarios particularmente críticos en Internet, indicando que la junta directiva de ASCEL busca complacer a la administración criticada en la nota de prensa, en este caso la asturiana. Sin intención alguna de tamponar opiniones críticas, desde la junta directiva de la sociedad nos parece oportuno trasladar a los socios y seguidores algunas consideraciones:

No estábamos de acuerdo con algunos aspectos del borrador de la nota, y sugerimos alternativas. En concreto, dudábamos de los tiempos: ¿procedía emitirla antes o después de presentar nuevas alegaciones a la modificación del borrados del citado plan de gestión?. Dudábamos también de algunos aspectos del fondo: ¿debía la nota discutir las carencias del plan de gestión del lobo, o generalizar al conjunto de la gestión del medio ambiente en Asturias? Nos parecía que el borrador de la nota trataba poco sobre lobos y enmiendas al plan, y mucho sobre valoraciones políticas de la conservación de la naturaleza en general, litigios sobre procedimientos administrativos de elección de cargos, respaldo social y legitimidad de gobiernos. Y discrepábamos de la forma: los problemas de los lobos, resumidos en exceso de mortalidad no natural a manos de las administraciones encargadas de su protección, no empezaron ayer, y no acabarán mañana. Y creíamos, creemos, que sin perder un ápice de actividad y potencia en los argumentos de la reclamación, podemos trasmitir nuestras posturas al público con más calma y mejores modos.

Los grupos firmantes decidieron difundir una versión del documento que no suscribimos. Respetamos la decisión de emitir y difundir la nota, de  la misma manera que pedimos respeto a nuestra decisión de no hacerlo, por la razones arriba expuestas. De ahí a afirmar que nuestra decisión pretende “suavizar las relaciones con la administración socialista” media un mundo; un mundo que aleja la franca discusión del caso (la nota de prensa) del ámbito de los argumentos y las razones.

No nos corresponde evaluar nuestros propios puntos de vista, ni la corrección de nuestras actuaciones; no debemos ser jueces y parte. Lo que sí debemos es indicar que nuestra postura sobre la gestión del lobo, a cargo de la administración asturiana u otras, está recogida públicamente en las entradas colgadas en nuestra web, en las continuas actualizaciones de nuestro perfil de Facebook, y en nuestra cuenta en Twitter (@ascel_lobo). En el caso concreto que se discute, el borrador de plan de gestión del lobo en Asturias, nuestra postura está recogida en las alegaciones presentadas al mismo, publicadas en su día en nuestra web2, así como resumida en la información emitida recientemente por la TPA [http://youtu.be/Ew3lCnxX0ms]. Serán nuestros socios y los ciudadanos en general quienes después de leer los argumentos llegarán a las conclusiones y tomas de postura que crean pertinentes.

Nada de lo expresado arriba cuestiona la necesidad de evaluar las políticas de conservación de la naturaleza en Asturias, o donde sea necesario. Y discutir sobre ellas. No obstante, no creemos que el sitio apropiado sea una nota de prensa dedicada a un documento concreto, la modificación del plan de gestión del lobo en Asturias, que requiere una respuesta técnica, específica, y detallada.

Creemos que los colectivos de conservación de la naturaleza y defensa de los derechos animales debemos buscar los puntos de encuentro, que no serán pocos, y no utilizar los aspectos que nos separan como arma de descredito de personas o colectivos. Debemos discutir sobre las discrepancias para reforzar nuestras posiciones, pero desde el respeto a otras opiniones. Resaltamos este último punto porque forma parte de la filosofía de trabajo y debate en ASCEL; y porque es además especialmente importante en los momentos actuales, en los que personas y colectivos tienen encomendada la tarea de representar a otros en diversos medios de participación pública. Ello nos exige un sentido de la responsabilidad adicional en el manejo de la discrepancia, y en la elaboración de posturas comunes.

En cualquier caso, el próximo 16 de febrero en nuestra Asamblea General cualquier socio de ASCEL podrá exponer sus puntos de vista, aprobar o reprobar a la actual junta directiva, así como formar una nueva.

[1] http://www.ecoticias.com/alimentos/88031/noticia-medio-ambiente-Principado-Asturias-desprecia–alegaciones-conservacionistas-planlobo

[2] https://www.loboiberico.com/images/stories/file/Alegacion__.pdf

NO a los incendios, NO a los incendiarios

El jurado popular ha hablado y la desolación ha encogido el corazón de muchísimos leoneses y leonesas que, con ese mismo corazón, aman y respetan la Naturaleza. También está encogido el de muchos habitantes de los Ancares que vieron como su paisaje vegetal se convertía, una vez más, en humo y cenizas. Encogido está también el de todas aquellas personas que formamos parte de los grupos ecologistas, que hemos seguido este caso con especial interés y que hemos formado parte de la acusación, aglutinados bajo las siglas de Ecologistas en Acción.

En democracia, el sistema judicial sentencia y no queda sino acatar el veredicto, a pesar de que no se comparta en absoluto su dictamen.

Los incendios forestales intencionados son una lacra que golpea año tras año los montes del noroeste peninsular en general y nuestra provincia en particular. Ancares, en este caso, es una de las comarcas leonesas más azotadas por este mal.

Pocas veces han estado tan claros los hechos: testigos oculares de la comisión del delito; coartadas falsas del acusado; testigos de la defensa que mienten abiertamente; acusado, celador de la Junta de Castilla y León, que se aleja del lugar del incendio mientras sus compañeros acuden a sofocarlo en el desempeño de su responsabilidad; inequívocos informes periciales del SEPRONA y de agentes forestales; y así un largo etcétera.

A pesar de todo ello, el jurado ha fallado, por un voto de diferencia, a favor del acusado. De esta circunstancia únicamente podemos inferir, que cuando el principal afectado de un acto delictivo es el medio ambiente, es decir, el patrimonio natural, es casi necesario que el propio acusado reconozca los hechos para que se produzca una condena. En este sentido el legislador debería promover importantes cambios en la legislación penal medioambiental.

No debemos olvidar que, en este caso, el hecho delictivo tuvo como consecuencia dos terribles incendios, que dejaron 305 ha calcinadas, en un territorio que atesora algunas de las máximas figuras de protección, tanto nacionales como internacionales: Reserva de la Biosfera declarada por la UNESCO, LIC y ZEPA de la Red Natura 2000, Parque Natural de Castilla y León y Reserva Regional de Caza.

Pero nuestro sistema judicial también permite que cuando un ciudadano no esté de acuerdo con la deliberación de un tribunal, éste pueda acudir a una instancia superior que revise de nuevo la sentencia.

Los grupos ecologistas de la provincia vamos a esperar a leer los argumentos que el juez expondrá en la sentencia y a partir de ellos interpondremos un recurso de apelación ante el Tribunal de Justicia de Castilla y León.

Deseamos y confiamos en que las demás partes implicadas en la acusación, Fundación Oso Pardo, Junta de Castilla y León, y Ministerio Fiscal recurran también el fallo ante esa instancia judicial. Y lo esperamos especialmente de las dos últimas, ya que son las encargadas de garantizar la preservación del Patrimonio Natural común y que nos representan a todos los ciudadanos por igual.

Para abordar esta nueva etapa judicial y dado que los fondos económicos de los grupos ecologistas son muy escasos, vamos a solicitar la colaboración económica de todas aquellas personas que también se hayan sentido desoladas con la sentencia de este caso. Para ello lanzaremos en breve, a través de los medios de comunicación, de páginas web y de las redes sociales, una campaña de micromecenazgo (crowdfunding) denominada: NO A LOS INCENDIOS, NO A LOS INCENDIARIOS.

WWF y ASCEL exigen que se frene la persecución del lobo en Castilla y León

Las asociaciones conservacionistas WWF y ASCEL hemos dirigido un escrito a la Junta de Castilla y León donde solicitan a esta administración que frene la desmedida campaña de caza y control del lobo ibérico, y que está poniendo en peligro la supervivencia de esta especie en la región.

La resolución recientemente publicada permitirá la caza de 137 lobos en la temporada cinegética 2013/14, además de abatir varias decenas más por las patrullas de la propia Junta de Castilla y León y que habrá que sumar a esta negra lista. La campaña emprendida para la erradicación del lobo en muchas comarcas permitirá actuaciones tan difícilmente justificables como la realización de batidas durante la temporada de cría, o la muerte de lobos en espacios protegidos como Parques Nacionales o Parques Naturales.

La copia integra de la nota de prensa enviada a los medios de comunicación puede descargarse aquí.

La fiscalía de Ávila inicia diligencias a raíz de que grupos ecologistas denuncien la declaración de la provincia como “Zona libre de lobos”

Ecologistas en Acción y la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL) han denunciado a la Diputación Provincial de Ávila ante la Defensora del Pueblo y ante la Comisión Europea al estimar que la moción de apoyo a la declaración de Ávila como ‘zona libre de lobos’ que aprobó la institución provincial es «Ilegal». Esta moción,  propuesta por UPA y COAG, y presentada por el PP, fue apoyada por el PSOE mientras que IU y UPyD se abstuvieron.

Ambas asociaciones defienden que no existe ningún estudio científico que demuestre que se haya producido un aumento en los daños a la ganadería y aunque los hubiera, la vía para paliar los posibles perjuicios a los ganaderos sería otra, como por ejemplo la aplicación de programas de prevención de daños.

Ecologistas en Acción y ASCEL han resaltado que las poblaciones de lobo ibérico de la provincia de Ávila, como todas las situadas al sur del río Duero, se encuentran estrictamente protegidas tanto por la Directiva comunitaria 92/43/CEE, como por la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y Biodiversidad.

Tras esta denuncia, la Fiscalía de Ávila ha iniciado diligencias informativas y requerido un informe detallado a la Diputación Provincial.

La propia diligencia de la Fiscalía indica que la declaración de zona libre de lobos “produce inquietud” porque “atentaría contra la legislación vigente” al estar declarado el lobo especie protegida al sur del Duero.

El diputado suizo Jean René Fournier es finalmente condenado por permitir el disparo ilegal de un lobo

Hace un par de semanas se conocía la noticia de un diputado suizo imputado por conceder ilegalmente el control de un lobo en el cantón de Valais y luego, una vez el animal fue disecado, colocarlo en su propia oficina.

Finalmente el caso ha quedado resuelto, y la semana pasada el tribunal del distrito de Sion ha dictado sentencia a la queja interpuesta por la asociación WWF, y condenado al diputado a 60 horas de trabajo de interés general con sobreseimiento de la ejecución de la pena durante dos años, confirmando así oficialmente que el animal había sido abatido ilegalmente. El diputado ha anunciado que no recurrirá la sentencia.

“Desde un punto de vista jurídico, hemos obtenido una victoria ante los tribunales: no podemos tolerar que un consejero de estado actúe en contra de las instrucciones del tribunal del cantón con, además, el apoyo del gobierno” ha declarado Pierrette Rey, portavoz del WWF Suizo. Rey añadió que “hasta el presente, la política de protección del lobo en el cantón de valais se centraba principalmente en el uso de la escopeta de caza, lo que no resuelve ningún problema”.

Para más información, se puede consultar el comunicado de prensa del WWF suizo:
http://www.wwf.ch/fr/newsservice/nouveautes/presse/?1509/Abattage-illeacutegal-dun-loup-un-politicien-condamneacute